Instrucciones

PECEROVID-19

En PECEROVID-19 encontramos obras que pueden circunscribirse en las prácticas del post-internet, cuyas características podríamos condensar en ser de autoría ubicua, con un colapso del espacio físico dentro de una cultura en red, y la infinita reproductibilidad y mutabilidad de los materiales digitales (Artie Vierkant). El corpus de PECEROVID-19 se definió a partir de los respondientes a la convocatoria Primer Extracto de Creaciones Experimentales o Virulencia de Índole Disidente. Los miembros del colectivo Aeropuerto recibieron obras de más de cuarenta artistas, de nueve países de Latinoamérica, y propusieron abrir un espacio de diálogo entre María Isabel Rueda (Colombia) y la que esto escribe (México).

La muestra nos recibe en una suerte de texto-expandido, una cuadrícula de letras que sólo después de la navegación cobra sentido –aquel que queramos darle, aquello que queramos ver/escuchar. Al seleccionar estos textos entramos a las obras de PECEROVID-19, que son una mezcla de disciplinas que incluyen video arte, animaciones, dibujos e ilustraciones digitales, gráfica y collage digital, fotografía y arte sonoro. Y si ponemos atención en el home, nos presentan un atajo para ir directamente y con urgencia, a una sección especial: la de la escucha.

Las obras que se incluyen en PECEROVID-19 nos permiten explorar las ciudades, los espacios abstractos, los objetos animados e inanimados, el sonido, la música, y el silencio, la voz, lo humano, lo no humano, el vacío y también -necesarias- las máquinas.

No hay ruta ni instructivo de viaje. Y si caminar es una forma de arte (Richard Long) en PECEROVID-19 podemos ejercitar esos músculos y hacer un constructo a partir de las obras incluidas en esta meta-plataforma. Entre el glitch y la re-mezcla de fuentes, la low-fi y el hi-fi, el no-tech y el low-tech, y de la improvisación a la construcción meticulosa de fórmulas, PECEROVID-19 invita a iniciar una caminata en una ruta que puede ser individual o colectiva, siempre distinta y única

Luz María Sánchez

Acá es el afters 😛